EL NUEVO GOBIERNO DE BADALONA DISUELVE LA UNIDAD ANTIDISTURBIOS DE LA GUARDIA URBANA

El cuerpo reforzará el patrullaje nocturno durante el verano y por septiembre se plantea una reorganización del cuerpo

 Badalona. (ACN).- La primera gran medida del nuevo gobierno municipal de Badalona (Guanyem, ERC, ICV-EUiA) ha sido la disolución de la unidad Omega de la Guardia Urbana, los antidisturbios de la policía local. Los dieciséis agentes de la unidad -trabajaban divididos en dos turnos- pasarán ahora a reforzar el patrullaje nocturno durante las noches de verano, que se doblará con respecto a los dispositivos estándares actuales. En paralelo, el gobierno municipal trabaja en una reorganización más profunda del cuerpo a partir del mes de septiembre, cuando acabe el periodo de horarios estivales. El gobierno municipal también estudia una modificación a fondo de laordenanza de civismo para hacerla menos punitiva y más educadora, explica la alcaldesa, Dolors Sabater.

El Ayuntamiento de Badalona ha tardado una semana al aplicar uno de los principales compromisos de los partidos que apoyan al nuevo gobierno. La unidad Omega de la Guardia Urbana ya es historia y tiene que ser el primer paso de una sacudida en el cuerpo que en los próximos meses se empezará a aplicar.

Aprovechando la noche de Sant Joan y el inicio del verano, el gobierno municipal ha decidido prescindir de los antidisturbios para dotar de mayor musculatura a las patrullas convencionales que ofrecen el servicio de vigilancia en la ciudad durante las noches de verano. El cambio supone doblar el servicio nocturno que pasa de entre cuatro y cinco patrullas a tener entre siete y nuevo.

Este refuerzo sale de distribuir a los dieciséis agentes de la unidad Omega -ocho por turno-, que patrullaban juntos en una furgoneta por abordar situaciones de conflicto, en patrullas convencionales de dos agentes. El propio servicio será ahora quien asumirá estas intervenciones de más complejidad y, cuando sea necesario, se desplazará más de una patrulla.

Durante el resto del servicio, en cambio, el aumento de patrullas permitirá "ocupar más territorio" y, por lo tanto, que cada pareja de agentes tenga un trozo de ciudad más pequeño por controlar, ha explicado el superintendente de la Guardia Urbana, Conrado Fernández. En septiembre, cuando acabe la temporada de verano se presentará una reorganización más profunda y completa del cuerpo.

El responsable la Guardia Urbana asegura que ahora "las formas y las instrucciones que recibirán los agentes serán diferentes" porque "hay diferentes políticas publicas de seguridad y ahora se ve diferente". Fernández ha justificado así los cambios organizativos que, en ningún caso, dice, tienen que suponer una mejor o peor seguridad para los ciudadanos.

La alcaldesa de Badalona, Dolors Sabater asegura que el nuevo modelo "se ajusta más a las necesidades de la ciudad", ya que la base del servicio policial está mejor distribuida territorialmente. "Nos parece que es más racional", afirma. "El gobierno asume que cualquier persona tiene el derecho a sentirse seguro, pero para hacerlo efectivo hay muchos modelos", añade Sabater.

En este sentido, la alcaldesa ha avanzado que también se está estudiando a fondo la ordenanza de civismo de la ciudad con el fin de modificarla profundamente. Según Sabater, la actual normativa es excesivamente sancionadora. El nuevo gobierno municipal apuesta por un modelo de ordenanza "más participativa y educadora para favorecer los cambios de actitud con respecto a la convivencia".



Leer más:
 http://www.lavanguardia.com/local/barcelones-nord/20150622/54432979082/gobierno-badalona-disuelve-unidad-antidisturbios-guardia-urbana.html#ixzz3doi9Scdw


Comments